Masaje Descontracturante antes de Thermage CPT Valencia

Nuestra pauta de acción antes de aplicar el tratamiento Thermage CPT es diagnosticar segun la Medicina Tradicional China que alteraciones físicas y/o emocionales existen en ese momento que puedan afectar al equilibrio de la persona que se va a someter a la radiofrecuencia Thermage CPT. A continuación decidiremos que terapias se requieren en cada caso: Laserterapia, Acupuntura, Masaje, etc.

En la foto podemos apreciar un masaje descontracturante debido a que esa persona no se podía relajar debido a la tensión, rigidez y al intenso dolor que sentía en ciertas zonas de su espalda. Este tipo de masaje no es solo mecanico, sino que también incide en la mente. Aunque al principio resulta un poco molesto por las presiones rítmicas e intensas que se ejercen debido a que se tratan regiones dolorosas, poco a poco va apareciendo una sensación agradable de distension, de relajación y de bienestar general.

Masaje Descontracturante Thermage CPT Valencia

Gracias a los conocimientos, arte innato y magnetismo de las manos de nuestro masajista, se consiguió recuperar la movilidad limitada, la reducción del dolor y del estrés existente antes de dicho masaje, y pudimos pasar al siguiente paso: aplicación de Thermage CPT.

La causa más habitual de la contractura muscular es la utilización excesiva de determinadas fibras musculares sin que luego exista una recuperación adecuada. Dicha sobreutilización puede existir no sólo en el entorno deportivo, sino también en el laboral y en el cotidiano.

Esfuerzos de poca magnitud, pero repetidos frecuentemente, pueden superar la capacidad del músculo para adaptarse. Aunque cualquier músculo es susceptible de sufrir una sobrecarga, los más afectados son los trapecios y músculos del cuello, y los erectores o paravertebrales de la columna.

Algunos de los motivos más usuales de contracturas musculares son las posturas equívocas y forzadas, la fatiga muscular crónica o un traumatismo. También pueden sufrirse como resultado de una fractura ósea, que induce una sobreutilización de ciertos músculos para subsanar las limitaciones propias de la lesión, que originan las denominadas contracturas de defensa.

A veces, a raíz de una mala recuperación de una lesión pueden surgir contracturas. En el ámbito deportivo hay riesgo de que aparezcan a consecuencia de un calentamiento defectuoso, así que es importante cuidar esa parte de iniciación al ejercicio físico.

Por otra parte, existen personas que poseen una predisposición a sufrir contracturas, sin que se generen a consecuencia de ninguno de los motivos anteriormente citados. Estas personas también requieren el masaje descontracturante.

Compartir con tus Amigos!

¿Te gustan las Noticias? Suscribirse a mi RSS feed ¡para recibir más...!